Bucket shops y market makers

Admiral Markets

Jesse Livermore pasó muchos años operando en bucket shops de su ciudad hasta que llegó el día que era tan conocido que nadie aceptaba su negocio.

En un capítulo del fabuloso libro sobre la vida de Livermore, había un mánager de una bucket shop que le dijo que todos sus clientes eran perdedores y que su “comida” dependía de ello. Por supuesto, le invitó a irse de su empresa, cosa que tuvo que hacer Livingston, su álter ego.

Una de las mejores lecciones del libro de Livermore, es el enseñarnos cómo funciona el mundo de los market makers, que no son sino una versión moderna de las bucket shops con las que Livermore operaba.

La lección consistió en que muchas de esas bucket shops usarían estratagemas para limpiar a sus clientes.

También, en que dichas bucket shops eran mercados que hacían esas mismas empresas sobre los precios que recibían de New York. Aunque en el libro consta que, al menos, la recepción de esos precios era limpia. Es decir, que el precio que llegaba de New York era el que se apuntaba en la pizarra. Después de todo, algo había que hacer para animar a la gente a operar. Hay que sentar las bases de un mercado más o menos limpio.

La línea entre la mentira y la verdad es muy fina, también en los mercados financieros.

Al igual que ahora, me imagino que dichas bucket shops no necesitaban hacer mucho para hacer negocio con el “trading”. Simplemente con poner un spread superior al del mercado real y empezar a coleccionar dicho spread en los diversos tickets, el negocio era redondo.

El problema empieza cuando entra mucha competencia.

 

El gran negocio de los market makers de forex y CFDs

 

Un buen negocio sin barreras de entrada – en la época había pocas barreras de entrada, y menos si es un negocio ni regulado – hace que entren competidores como moscas, lo cual provocaba que un negocio que se presume redondo no lo sea tanto, o al menos no sea fácil. El que quiera sobrevivir se lo tendrá que currar.

Esto lo digo porque a primera vista el negocio de las buckets shops (aka market makers) es excelente. No solo cobran las comisiones que cobran algunos brokers tradicionales, sino el spread que cobran los grandes market makers del mercado de acciones mundial. Es decir, que el negocio es doble. Lo único que hay que hacer es poner los precios lo más parecidos al del activo negociado y empezar a aplicar un spread de compra-venta, y te conviertes en market maker y bróker al mismo tiempo.

Sin embargo, como dije, este negocio estaba – y está – abierto a todo el mundo de manera relativamente fácil, de tal modo que “cualquiera” abría su bróker y ofrecía sus precios. Y, claro, aquí vienen los problemas de capitalización, costes fijos, de financiación, etcétera. En cierto modo, muchos market makers necesitan que sus clientes pierdan a un ritmo determinado al empezar (además de que se abran un mínimo de x cuentas por mes).

Luego vienen los problemas. Que si “tenemos que revisar las operaciones porque los precios no fueron reales”, que si “tienes que mandarnos tus documentos de identidad otra vez”, y muchas otras tácticas para retrasar el envío de dinero (a los pocos afortunados que gana), simplemente para quitárselo.

ES_Crypto_Copyfund_jpg

Al menos en la época de Jesse la gente se veía a la cara, así que no era tan fácil no pagar a alguien cuando había ganado. No se podía permitir el montar un espectáculo en la sala de trading. Algo así podría arruinar el negocio.

Hoy en día es mucho más complicado causarle un gran problema al bróker si este decide hacer una jugarreta. Todo se queda, en cierto modo, online. Y el mundo online da pie a mucho engaño, ya sabemos. Una cosa es lo que el ojo ve (2) y otra la realidad. Podemos acudir a foros de trading, que hay muchos y exponer nuestro caso, pero el hecho es que es muy difícil probar que te han robado.

Las regulaciones no son de mucha ayuda en estos casos. La mayoría de las mismas dan largas sobre el asunto. Aunque puede darse el caso de que haya una investigación formal y alguna multa para algún que otro bróker. En este sentido la NFA (EEUU) y la FCA (UK) son dos de las mejores-

Con esto no quiero decir que todos los market makers sean malos de por sí o que no nos vayan a devolver el dinero. De hecho hay market makers buenos y honestos, pero claro, ¿Cómo sabemos cual lo es y cual no?

En general, haremos bien en evitar operar de manera fuerte en cualquier market maker o abrir cuentas muy grandes ahí.

Como ya comenté hace poco, incluso la mayoría de brokers “ECN” de forex, son en realidad market makers, de una u otra manera. Así que, teniendo en cuenta esto, hemos de hacer como Livermore. Cuando este tuvo el suficiente capital, y no era admitido más en las bucket shops, se movió a Nueva York a operar en un bróker con el mercado real, es decir, con profundidad de mercado y esas cosas.

¿Han visto ustedes algún bróker de futuros o acciones diciendo que cancelan las operaciones porque los precios no eran reales?

A mí me hace gracia cuando un bróker alega esto, y muchos lo han alegado en, por ejemplo, forexpeacearmy. Si tu proveedor de liquidez o tú no podéis asegurar que los precios ofrecidos son los correctos, entonces es que no deberías estar en el negocio en primer lugar.

Tenemos que contar que cuando operamos con la gran mayoría de brokers que vemos por ahí fuera en el mundo del forex o CFDs, lo hacemos en un mercado virtual. Es decir, o bien el bróker nos crea el mercado directamente, o bien es otro bróker (su “proveedor) el que lo hace. Y esto incluye a muchos brokers “ECNs”.

Por lo demás, siempre que operemos cantidades importantes de dinero, haremos bien en operar con brokers de acciones, opciones (tradicionales) o futuros.

Lo que no es óbice para que existan brokers decentes de CFDs y forex, los cuales viven perfectamente de lo bien que se las arreglan sus clientes para perder dinero, sobre todo haciendo mil y una estrategias de day trading, con mil y un cursos, robots, señales, etcétera, que en la mayoría de los casos son una mamarrachada.

 

  1. Esto siempre será cuando el cliente ha ganado, claro; nunca cuando ha perdido, y sobre todo cuando el trader intenta retirar el dinero.
  2. Y el mundo online es especialmente intenso en lo que el ojo ve.
Opt In Image
Suscríbete a Broker para comprar acciones
Recibe gratis en tu correo el ebook: Guía de trading

Además recibe las últimas novedades y contenido exclusivo, gratis y sin spam.