Comprar acciones de BBVA en 2015

Admiral Markets

El BBVA es uno de los bancos más exitosos no solo de España sino de toda Europa, uno de los que mejor ha llevado la tormenta desde el 2007, el año en el que comenzó la crisis.

El mismo se ha comportado mejor que la mayor parte de su competencia europea y sobre todo, que su “archienemigo” y competidor principal, el Banco Santander, sobre el cual hay rumores de serios problemas debajo de su supuesta solidez financiera.

Como siempre, no me interesan las noticias a corto plazo de si las cuentas del trimestre son un x% mejores que las del pasado, y ese tipo de cosas tan buenas para los comentarios y titulares a corto plazo.

Lo que nos interesa es si las acciones del BBVA son una buena compra o inversión a largo plazo.

El gran banco, como buena multinacional, está expandido en todos los rincones del mundo, siendo, además, uno de los bancos referencia en muchas zonas tan grandes como Latinoamérica, donde siempre tiene que estar lidiando con los sátrapas de los movimientos revolucionarios que ora sí, ora no, azotan los países del continente. No obstante, aunque ello pueda parecer una desventaja y así creía yo hace años con respecto a este tipo de cosas, justo lo contrario es la verdad.

Si bien es cierto que a corto plazo puede haber tensiones, “confiscaciones”, multas y todas estas cosas, a largo plazo, el poder de las multinacionales, incluido el BBVA, es más grande en la zona. Por decirlo de otra manera, sube el poder del Estado y las multinacionales, y disminuye el poder de la empresa pequeña nacional, que es la que al final acaba pagando los platos de las políticas bananeras de los países de turno.

Así que, en ese terreno, tenemos un punto a favor.

Por otro lado, similar ocurre en el resto de áreas del mundo, como China, Turquía, los Estados Unidos, y muchos más, donde el BBVA tiene intereses, aunque las relaciones y la presencia no es la misma que con los territorios latinoamericanos, donde las empresas españolas siempre tienen una presencia especial.

Hablando de este tema de la gran presencia de la empresa en todos los continentes del mundo, recordar que una de las características típicas de estas empresas es el hecho de estar comprando y vendiendo participaciones de otras empresas constantemente, con lo cual los resultados reales de la empresa suelen ser muy diferentes a los que nos reportan a primera vista. Como siempre, hay que estar al ojo con la cantidad de resultados extraordinarios que nos dan estas compañías.

 

Invertir en el BBVA en medio de la supuesta recuperación

 

Hay algún punto que nos dice que la inversión en el BBVA o en el sector bancario no es una mala idea. Este vendría a ser el punto de vista de la inversión a largo plazo contraria, aquella que gusta de invertir o especular en valores que han sido fuertemente castigados por mercados bajistas importantes y que presentan una valoración “atractiva” en teoría.

 

El BBVA se ha comportado (violeta) bastante mejor que el resto del sector bancario europeo
El BBVA se ha comportado (violeta) bastante mejor que el resto del sector bancario europeo

 

En este sentido, el BBVA y la mayor parte del sector bancario español y europeo, se encuentran al menos un 50% por debajo de sus precios del año 2007, y ya han pasado ocho años desde entonces. Visto así, parece difícil que esta acción o sector tenga mucho más potencial bajista. Después de todo, este es uno de los sectores más castigados por la crisis mundial. Pocos han sido castigados de esta manera en la Bolsa.

ES_Crypto_Copyfund_jpg

 

El IBEX se ha comportado mejor que el BBVA, aunque, por cierto, la cotización del índice y de la acción parecen clavadas
El IBEX se ha comportado mejor que el BBVA, aunque, por cierto, la cotización del índice y de la acción parecen clavadas

 

No obstante, quiero recordar que momentos más interesantes para comprar acciones del BBVA o de cualquier otra empresa, fueron en los peores momentos de los mercados bajistas del 2008/2009 y del 2010/2012. Esto se puede ver claramente, en los datos de los PER de la acción, los cuales rondaron 6 y 9 durante los peores años de los mercados bajistas, para estar ahora en datos más elevados, cercanos al 15, hoy en día. Datos que sin ser exagerados, ya nos dicen que la acción está un poco más “cara”.

Aquellos que compraron BBVA en el 2012 en 5 euros, hoy están sentados sobre un beneficio de casi el 100% y habiendo cobrado dividendos estos años, pues el BBVA como buena empresa del IBEX, paga dividendos. Digamos que en cierto modo, ya pasó el momento óptimo de comprar, tanto para el IBEX como para el BBVA.

Hablando del IBEX, podemos ver en el gráfico como el mismo se ha comportado mejor que el BBVA en los últimos 10 años, retornando un 55%, por prácticamente el 0% por parte del BBVA.

Los que creen que la crisis ha terminado para siempre y que estamos ante un nuevo mercado secular alcista, pensarán que tanto el IBEX como el BBVA no dejarán de crecer hasta llegar a los 40.000 y 40 puntos, respectivamente. Si eso es verdad, han terminado los problemas, y no volvemos a tener una recesión hasta dentro de 5 o 10 años, entonces comprar acciones del BBVA será un gran negocio. Si no, podremos vernos con la ansiedad de ver como nuestros valores caen un 50% cuando surja la primera piedra en el camino. Camino que lleva sin ver piedras por tres años en Europa y seis en los Estados Unidos. Y normalmente a muchos años de mercado alcista le tiene que suceder uno bajista. Eso es ley de vida.

Como dije, ya llevamos varios años de mercado alcista en los Estados Unidos y Europa. En Europa menos, bien es cierto, solo tres. Pero el problema que tiene Europa es que las acciones de la misma suelen caer tanto cuando hay recesión en los Estados Unidos, como cuando hay recesión en Europa, y el hecho de que se llevan seis años sin una en el gigante americano, es una señal de que la siguiente está cada vez más cerca.

No sé cómo va a terminar esto realmente, pero la situación mundial está lejos de arreglarse. Y no hablemos de la europea, con España y sus cuentas nacionales siendo una auténtica fantasía digna del País de las Maravillas.

Todo es posible, incluso que al final Alemania ceda totalmente a los impulsos igualitarios europeos y se proceda a una devaluación brutal del euro mediante políticas fiscales ultra-expansivas (no ya del BCE sino de los estados o mejor dicho, Super-Estado europeo) para arreglar el problema del empleo en Europa del Sur. Si las políticas de ese tipo, de corte bananero y redistributivo se imponen finalmente en Europa, bien podremos ver un mercado alcista demoledor, a la caraqueña, en el cual las acciones suban de manera muy alegre cada año. En un escenario así, las acciones del BBVA saldrían “beneficiadas” en teoría.

El otro escenario puede ser uno a la chipriota o islandesa, en el cual veamos que los alemanes no ceden en entregar la totalidad de su soberanía fiscal al Sur de Europa y entonces la banca europea, incluido el BBVA colapsa de manera devastadora.

En cualquiera de los dos caminos, la prosperidad futura de España no va a ser muy halagüeña. Si el BBVA resiste como empresa eficiente y generadora de plusvalías interesantes, creo que tendrá que ser más consecuencia de sus divisiones internacionales.

Opt In Image
Suscríbete a Broker para comprar acciones
Recibe gratis en tu correo el ebook: Guía de trading

Además recibe las últimas novedades y contenido exclusivo, gratis y sin spam.