¿Comprar acciones de Meliá Hoteles ahora?

Admiral Markets

¿Es buena idea comprar acciones de Meliá?

Meliá Hoteles es otra de las pocas acciones del IBEX 35 que me gusta por el hecho de formar parte del grupo de empresas menos “estatalizadas”, por decirlo así.

Al contrario que los bancos o las eléctricas, Meliá es una empresa que aun mantiene un carácter más privado y tiene que competir internacional y nacionalmente en un mercado muy dinámico y complicado como es el turístico.

Dicho de otra manera, en caso de amenaza de quiebra, como pasa siempre con los bancos, Meliá no es una de esas empresas que tiene garantizado un rescate.

Esto es lo que la hace más atractiva desde un punto de vista inversor o emprendedor

Aunque en esto de la Bolsa ocurre que muchas veces lo que opinamos y lo que ocurre al final es muy diferente.

Porque me guste un poco más Meliá que Telefónica no quiere decir que vayamos a ganar más dinero con la primera, sino que con la misma tendremos más riesgos y oportunidades y con la segunda estaremos más cerca de tener nuestro dinero en un bono del Estado español, por exagerar un poco.

Bien, todo el mundo sabe que Meliá hoteles pertenece al sector turístico, uno de los sectores estrella de estas últimas décadas, las cuales han visto un boom impresionante del turismo.

Puede que las mujeres del mundo avanzado tengan menos hijos, pero ello lo “compensan” con viajar de manera casi enfermiza.

Solo aquellos que no tienen trabajo o recursos no viajan tanto pero el perfil de una familia, pareja o soltero europeo con un trabajo estable nos dice que van a viajar bastante a lo largo del año.

Es decir, si hay dinero en el bolsillo, viajar se ha vuelto una de las nuevas prioridades, ocupando un lugar mucho más alto que antes.

melia 2017 bolsa

ES_Crypto_Copyfund_jpg

En un artículo que escribí hace 2 años, en el 2015, hable sobre este sector, comentando lo interesante que podría ser en ese momento si nos enfrentábamos a un mercado bajista, con lo que se nos presentaría una buena opción para entrar en el mismo.

Como dije en ese momento:

No obstante, si miramos la enorme caída que tuvo en los mercados bajistas anteriores, me temo que es una acción que cuando volvamos a tener un gran mercado bajista caerá de manera estrepitosa. Aunque, al igual que en las ocasiones anteriores, y a su gran volatilidad, es posible que fuera una buena opción para comprar, pues en un gran rebote siempre deberíamos esperar mejores rendimientos que en el IBEX; siempre y cuando no quiebre claro.

Y asi fue, con el mercado bajista del 2015, que ocurrió no mucho después de que escribí el artículo, las acciones de Meliá Hoteles bajaron de manera bastante fuerte cayendo más de un 40%, en lo que fue una oportunidad estupenda para haber comprado, tanto desde un punto de vista inversor como especulador.

Después del gran rebote del último año, la acción ha vuelto a corregir hasta llegar al punto donde estaba hace 2 años.

En los últimos meses es una de las acciones más castigadas del IBEX, pero no de manera extrema.

De hecho, con esta corrección de casi el 20% nos presenta una buena oportunidad para volver a entrar, aunque esta vez yo diría que mejor desde un punto de vista especulativo que inversor.

Es decir, que estamos en un buen momento para comprar acciones de Meliá si queremos hacer operaciones a corto o medio plazo, pero el tema a largo plazo ya no está tan claro, aunque si confiamos en la empresa se puede decir que nunca, o casi nunca es mal momento.

Eso dependerá del criterio de cada uno.

A día de hoy Meliá está tocando la media móvil de 15 meses, lo que es peligroso pero una buena oportunidad a la vez.

Peligroso porque los grandes mercados bajistas, como el del 2008, siempre vienen precedidos de rupturas de la media móvil de largo plazo.

Ahora bien, si eso es verdad, también es verdad que los momentos en los que las acciones están tonteando con dichas medias móviles suelen ser los mejores momentos para comprar.

Por ejemplo, en 2004, 2010, 2013 y 2014 tuvimos buenas oportunidades de comprar cuando el precio estuvo tocando dicha media móvil.

Sin embargo, 2008, 2011 y 2015 fueron años más complicados, aunque excepto el primero, también hubiéramos hecho una buena operación de haber comprado un poco más tarde de tocar dicho indicador. Por ejemplo, en el 2016, podríamos haber comprado a 10 y haber hecho una buena operación (mejor haber comprado a 9 u 8).

comprar melia 2017

Así que desde un punto de vista de largo plazo, estamos en un momento de inflexión.

A mí en particular me gusta si queremos hacer una operación a meses vista.

Mirando para el largo plazo, nuevamente, he de decir que tengo mis dudas, porque los mercados mundiales llevan mucho tiempo complacientes, y ya va tocando hora de una fuerte caída. Pero también sabemos que la bolsa es muy testaruda y puede aun pasar bastante tiempo antes de eso.

Un poco de análisis fundamental de Meliá Hoteles

Viendo las cifras de Meliá, tenemos una empresa que no presenta un mal aspecto, a priori.

Aunque sin duda no es una de las empresas que escogerán los que gustan de invertir por dividendos, pes la rentabilidad por este concepto está normalmente por debajo de 1%, aunque algo suele repartir, lo cual es más de lo que otras hacen.

Esto está relacionado con lo que comenté al principio.

Esta empresa, al ser “menos estatalizada” va a depender en mucho mayor medida de su crecimiento en capital, mientras que las telefónicas, gigantes bancarios o de energía siempre cuentan a su favor con el efecto dividendos, lo cual hace de esos valores una especie de súper bonos del Estado, o al menos así es como yo los veo.

El hecho de que los últimos años estos valores fuertes en dividendos se hayan portado muy bien no quiere decir que esto siempre vaya a ser así.

De cualquier modo y volviendo a los números, lo que más me gusta de Meliá Hoteles es el hecho de que su deuda, tanto a largo como a corto plazo, parece que se ha reducido en los últimos 4 años, sin duda un punto positivo a la hora de mirar una empresa.

Meliá Hoteles Deuda a largo Deuda a corto
2016 615 285
2015 711 293
2014 960 350
2013 1.079 515
2012 848 623

Con un PER cercano al 20, tampoco estamos ante una empresa en ninguno de los extremos del valor.

Los beneficios han estado creciendo en los últimos años, con mejoras casi anuales.

Con este panorama y el turismo marcando máximos históricos año tras año Meliá se presenta como un valor interesante para cualquier cartera.

Las únicas noticias que parecen afectar a este sector, como es lógico, son las relacionadas con problemas políticos o económicos mundiales, tales como las continuas amenazas de guerra entre Corea del Norte y los Estados Unidos, o la actual crisis institucional catalana, o los continuos atentados terroristas en las principales ciudades del mundo.

Con respecto a lo último, Meliá y la “Marca España” han gozado de una ventaja bastante buena hasta ahora, y es que las crisis en Oriente Medio y mercados de África y Asia siempre provocan un desvío de turistas a los mercados españoles y americanos, donde Meliá es más fuerte.

Como creo que esto no va a terminar, podemos contar con que ese factor debería estar a favor de la empresa española por bastante tiempo, a no ser que en España se vayan las cosas de las manos y estalle una guerra civil por lo de Cataluña, que aunque parezca exagerado, nunca se sabe.

Como dato positivo, también, destacar el esfuerzo que está haciendo el grupo por crecer en China con la apertura de nuevos hoteles y proyectos últimamente.

¿Comprar acciones de Meliá ahora, sí o no?

Como ya dije al comienzo del artículo, estamos en un momento interesante para comprar, con la corrección que ha llevado al valor cerca de los 12 euros.

Una posible operación de compra podría ser a precio actual, de 12,28 y colocar un stop ajustado del 3%, cercano a 11,90.

Otro punto interesante seria si el valor cayese cerca del soporte de largo plazo alrededor de los 10 euros, en cuyo caso volvería a darse una buena oportunidad de compra en ese rango.

Si siguiese cayendo mucho más estaríamos en un momento complicado, pero te digo una cosa, los momentos complicados, cuando hay pánico, siempre son los mejores para invertir a largo plazo.

Invertir a largo plazo ahora, en estos valores es un poco arriesgado.

No digo que vaya a salir mal, pero a mí no me gusta invertir en máximos del Dow Jones después de un mercado alcista de 8 años ininterrumpido.

Como dato positivo, decir que creo que el sector turístico seguirá siendo uno de los mejores, pues no veo indicios que la gente quiera dejar de viajar.

En fin, ¿Crees que es buena idea comprar acciones de Meliá Hoteles?

Opt In Image
Suscríbete a Broker para comprar acciones
Recibe gratis en tu correo el ebook: Guía de trading

Además recibe las últimas novedades y contenido exclusivo, gratis y sin spam.

Deja un comentario