¿Comprar acciones de IAG ahora?

Admiral Markets

¿Crees que es buen momento de comprar acciones de IAG?

A mí, la verdad, desde que la acción perdió el nombre de Iberia ha dejado de tener el mismo interés.

Es lo mismo que ArcelorMittal.

Con ese tipo de nombres son empresas que pierden algo de personalidad.

De cualquier manera, esto no son sino consideraciones personales, de poco valor para la Bolsa.

En la bolsa lo que importa es que las acciones suban o bajen, y para que suban una empresa tiene que ganar dinero o tener fundamentos de que pueda ganar dinero en un futuro.

La pregunta entonces es:

¿Gana dinero IAG?

Pues sí, y parece que el mercado al que va dirigido su negocio también lo hace: el turismo.

De hecho, el turismo es uno de los mercados de más éxitos de la “Nueva Era”.

Hoy en día todo el mundo quiere hacer turismo, sobre todo la gente joven, mucha de la cual cree en la Nueva Era y los conceptos esotéricos de un mundo nuevo y mejor.

Curiosamente esa gente joven suele ser votante de partidos izquierdistas y laboristas de todo pelo, pero a la hora de viajar son más capitalistas que John Ford.

No se pierden ni una.

ES_Crypto_Copyfund_jpg

En fin.

comprar acciones de IAG

Viendo la bolsa hoy en día y conociendo como está el mercado turístico mundial, más caliente que una playa del Caribe, lo mas lógico seria pensar de que estamos hablando de un momento excelente para comprar acciones de IAG.

El valor no hace sino ganar dinero en los últimos años.

Todos sus inversores están contentos, aunque no tanto los que compraron en el 2015 a 8 euros, aunque si aguantaron, hoy en día casi han recuperado la inversión.

Comprar acciones de IAG a corto plazo

Desde un punto de vista técnico, IAG está bastante bien, todavía por encima de su media móvil de 200 días o 10 meses.

Una acción alcista y que hay que comprar si buscamos la tendencia alcista a corto plazo, sin duda.

Ni siquiera atentados como los de Barcelona parecen afectar demasiado a esta empresa que a pesar del miedo que hay en días así, apenas se inmuta.

Lección: cuando hay ataques tipo los de Barcelona o los varios de Londres, no te preocupes, son cosas menores.

De hecho, esos días, cuando la acción cae un 2 o 3%, suelen ser buenos momentos para comprar.

Es como si te llevas un Premium del 2% gratis, por el miedo del ganado que representa la masa.

Desde un punto de vista especulativo, es una acción aceptable para comprar y esperar a ver qué pasa.

De hecho, las últimas semanas se produjo una corrección estupenda para este tipo de operaciones, con la que pudimos comprar entre 6,4 y 6,7.

El soporte estaría en los 6,3 euros, por debajo del cual ya entraríamos en terreno negativo, y peligroso tal y como ocurrió en el 2015 y en el 2016.

IAG soportes

El MACD de largo plazo nos muestra como estamos en territorio positivo, confirmando la acción del precio.

En el caso de los años anteriores, vemos como tuvimos señales malas en 2014 pero una muy buena a final del 2015, que nos puso en bandeja el mercado bajista.

Claro está que no estoy diciendo que deberíamos operar el lado bajista aquí, sino que esa vez el “MACD funcionó bien”.

Desgraciadamente no siempre funciona bien.

Pero bueno, en estos casos y tratándose de empresas con beneficios, siempre suele ser buena idea comprar cuando las acciones caen bastante de precio, tal y como paso en el 2016.

¿te imaginas haber comprado en 4 euros?

Claro, lo difícil es hacerlo en ese momento.

Es muy complicado comprar cuando todo el mundo vende y tiene miedo, pero esa suele ser la mejor manera de ganar en la bolsa.

Un poco de análisis fundamental de IAG

Bueno, empezando por ver los números se ve claramente que es una empresa que está ganando dinero y de manera creciente, lo cual siempre es uno de mis datos favoritos.

Es decir, cuando vemos que una empresa gana más durante dos años consecutivos, es una buena señal de que su negocio está tomando frutos del “trabajo pasado”.

En este caso, vemos como los beneficios crecieron desde los 120 millones del 2013 a los 1.930 millones del 2016, un aumento considerable, sobre todo teniendo en cuenta que las ventas solo pasaron de 18.570 a 22.570 millones.

Aunque también haríamos bien en no olvidar que el negocio daba pérdidas en 2012, que hubiera sido el año a tener en cuenta para empezar a “mirar”.

Por ejemplo, si hubiéramos visto que la empresa salió de pérdidas del 2012 y al 2013, y que del 2013 al 2014 mejoró sus beneficios, ya tendríamos dos años seguidos en los que la empresa no solo ha salido de pérdidas sino que además consiguió beneficios mayores.

Con ese panorama, si hubiéramos comprado, por ejemplo, en septiembre del 2014 a 4,5 euros, habríamos hecho una buena inversión de cara al futuro, al menos contando hasta ahora.

Luego la acción siguió subiendo de manera desorbitada, hasta corregir el exceso en el mercado bajista posterior.

Como vemos en su balance de situación, la empresa está creciendo, con un activo que ha pasado de 19.837 millones a 27.373 millones, una subida del 38%.

Mientras, la deuda total ha crecido un 46%.

Sin ser un número desastroso, tampoco es algo que me guste mucho, pues indica que IAG está tirando de deuda para crecer marginalmente.

Por ejemplo, los leasing han subido un 100% en esos cinco años quedando en más de 5.000 millones, una cifra considerable.

Esto es lo que me hace ser un poco cauto con IAG.

Sin que sea una “bandera roja”, son datos que me dejan con la duda.

El conglomerado de aerolíneas sube, si, pero ¿de qué manera y a qué precio?

Este es uno de los sectores empresariales con una concentración más brutal en los últimos años.

IAG competidores

Donde antes había aerolíneas nacionales hoy en día tenemos regionales, con las grandes alianzas entre las más conocidas del sector.

En Europa ello se tradujo en una alianza entre España e Inglaterra con Ibera y British, otra entre Francia y Holanda y KLM. La poderosa Lufthansa aun se mantiene independiente, a saber por cuánto tiempo.

Parece claro que el sector tiende a concentrarse de manera radical y acabaremos con unas pocas compañías mundiales.

No obstante, la verdadera competencia ha venido de las compañías de bajo costo como Ryanair y Easyjet, que son las que verdaderamente están causando estragos en los colosos de la aviación.

Invertir en iag

Con respecto a Lufthansa la cosa va más pareja

Curiosamente, entre las aerolíneas tradicionales, IAG es la que mejor se comporta bursátilmente en los últimos años, sobre todo comparada con Air France-KLM a la que parece no irle muy bien.

Ahora bien, cuando la comparamos con Ryanair, los resultados bursátiles de IAG palidecen.

Donde Ryanair se come a sus competidores es en el margen operativo.

Margen operativo IAG % Margen operativo Ryanair
2016 11 22.3
2015 10.1 18.4
2014 5.1 13.1
2013 5.8 14.7
2012 -3.4 15.6

Claro, con la estructura de costes de Iberia y compañía, es complicado competir si no hay un Estado que tumbe la competencia, como pasa con otros sectores.

Dependiendo de si IAG es capaz de agilizar dicha estructura o de si Ryanair y demás low cost pueden mantenerla en el futuro, dependerá el resultado de la guerra con las aerolíneas.

De momento, y dentro de las tradicionales, IAG es una de las mejores.

Aunque visto el panorama, si tuviera que elegir me quedaría con Ryanair.

Comprar acciones de IAG a largo plazo

A corto plazo ya dije que es una acción todavía alcista y que presenta mejores probabilidades por el lado de los toros.

En el medio plazo la cosa cambien, pues el mercado alcista mundial, presidido por Wall Street, es demasiado largo ya.

Este mercado mundial, del que dependen las aerolíneas, que son muy sensibles a las recesiones globales, es el que va a dictar si vamos a tener un momento interesante de compra o no en el medio plazo.

Según creo, tarde o temprano tendremos una corrección de proporciones mayores en los Estados Unidos, acompañada seguramente de una fuerte recesión, lo cual llevaría a que el turismo se viese bastante afectado por una temporada.

No obstante, mis perspectivas a largo plazo del sector son buenas, lo que significaría que ante cualquier gran caída sería buena idea invertir con ideas a largo plazo, ya sea en alguno de los colosos tradicionales como IAG o en los nuevos competidores como Ryanair.

Como comenté al principio, como vemos en la Bolsa, todo esto a pesar del número creciente de atentados terroristas en destinos críticos mundiales, como Londres, Paris o Barcelona.

Parece ser que ni una gran batería de atentados uno tras otros logran detener la moda por viajar, de las más exitosas del nuevo mundo, sin duda.

Y no creo que las ganas de viajar disminuyan en un futuro.

Cualquier recesión y caída solo serán paradas momentáneas en la incesante subida de las ganas de viajar por el mundo, lo cual está en un mercado alcista secular de órdago que tiene para rato.

Opt In Image
Suscríbete a Broker para comprar acciones
Recibe gratis en tu correo el ebook: Guía de trading

Además recibe las últimas novedades y contenido exclusivo, gratis y sin spam.

Deja un comentario