Crecimiento espectacular de las acciones de Adidas

Una de las mejores acciones de los últimos años de esta Depresión que no acaba por ser Depresión, por ahora, es Adidas.

A pesar de una competencia desmesurada de marcas blancas y mercados piratas, Adidas y su gran competidora Nike, están logrando crecer sus negocios, incluso en periodos no demasiado favorables. Contra esto, hay que decir que el sector del cuidado personal y todo lo que tiene que ver con “estar bien”, es uno de los grandes ganadores de la era moderna, junto con, por ejemplo, el turismo.

La mayoría de la gente intenta practicar algún deporte para intentar paliar los efectos de incontables horas en la oficina. En este sentido, Adidas es el proveedor perfecto de camisetas y tenis para, por ejemplo, correr.

En el caso de Adidas, tenemos una empresa con beneficios crecientes, año tras año, desde los 787 millones del 2013 a los 1.452 del 2015, una subida de casi el 100% en dos años. No está mal.

Por otro lado, al observar el PER de los últimos años, rondando un 35 y 45 entre 2013 y 2015, con unas previsiones de cerca de 30 para 2016 y 2017, podríamos concluir que esta empresa estuvo cara todos esos años anteriores, y sin embargo, Adidas es una de las empresas con mejor comportamiento en el 2015 y 2016.

 

¿Momento de invertir en Adidas?

 

La ruptura del 2016 es realmente monumental.

Es de las típicas rupturas que presentan oportunidades excelentes desde un punto de vista de trading a medio plazo.

La ruptura de resistencias y la cotización en tendencia a largo plazo en Adidas
La ruptura de resistencias y la cotización en tendencia a largo plazo en Adidas
Adidas short term
Momento clave para haber entrado, alrededor de los 80 o 90 euros

En la misma, hubo varias semanas con retrocesos perfectos para haber entrado a comprar.

Desde el punto de vista de trading la acción sigue estando alcista de manera obvia. Un valor con fuerza inusitada incluso en medio del Brexit, el que apenas la afecto.

No obstante, el movimiento alcista es tan parabólico y fuerte que es muy probable que nos encontremos en una sobrecompra, es decir un momento no tan idóneo para inversión o trading. El momento perfecto para ello fue a mediados del 2014 o del 2015, y sobre todo en los momentos previos a la ruptura de los 90 euros.

En resumen, trading alcista a corto plazo sin duda. En cuanto a inversión, la probabilidad de que hayan mejores precios de entrada en los próximos años es muy alta.

Continua la guerra entre los dos colosos. En estos momentos con Adidas en ventaja
Continua la guerra entre los dos colosos. En estos momentos con Adidas en ventaja

Con respecto a Nike, ha vuelto a tomar la delantera bursátil después de que la empresa americana la superase claramente en el 2015.

Ambas mantienen una competencia férrea en medio de unos mercados europeos tan deprimidos, lo que es un punto a favor de Adidas, cuya mercado americano es más débil que el de Nike (esta última la supera en 8 o 9 a 1 en cuota de mercado). Está claro que si Adidas consiguiera relanzarse y alcanzar a Nike en ese mercado, las cosas mejorarían incluso aun más para la empresa alemana. Veremos en que terminan sus últimos esfuerzos promocionales en el difícil mercado americano.

Por si fuera poco, Adidas reparte dividendos, que sin ser impresionantes, sí que es más de lo que hacen otras acciones momentum, que solo dependen de su incremento en Bolsa.

Deja un comentario