Diferencia entre ser day trader y vivir del day trading

+500

Una de las constantes en el mundo de la Bolsa y su increíble difusión en el mundo de la red es la de los supuestos day traders que viven del trading.

Esto es algo que nos encontramos bastante a menudo, ya sea en el mundo hispanohablante, anglosajón, y supongo que ruso, chino, árabe o cualquier otro.

Parece ser que la cantidad de day traders que viven de ello en el mundo es enorme.

Solo en España, México, Colombia o Argentina parece haberlos a centenares.

Es como si cuando vamos por la calle podríamos estar seguros que nos cruzaremos con algunos day traders fácilmente.

Después de todo, hay tantos.

No todo es oro lo que reluce, especialmente en el trading
No todo es oro lo que reluce, especialmente en el trading

Day trader tv

 

El numero y variedad de day traders ha de ser tan grande que de vez en cuando vemos algunas apariciones en programas de televisión o en medios bastante serios de la red.

Es algo que poco a poco, incluso parece que va tomando popularidad.

Hace 20 años solo algún tipo aparecería diciendo estas cosas.

Hoy ocurre con bastante frecuencia, más de la que parece.

Los programas de tv o los medios de comunicación de la red de toda índole reciben estas historias con los brazos abiertos.

Es normal.

Son historias que venden mucho.

Pertenecen a ese género que engloba a todos aquellos que viven de la red.

Y es que vivir de la red es el sueño de mucha gente.

¿Quién no quiere vivir trabajando desde casa, si puede ser en sus propios proyectos?

Pues casi todo el mundo.

Es mas, si esto lo logramos haciendo nuestra propia actividad, sin trabajo por cuenta ajena, sin jefes, sin demasiado estrés tratando con otra gente, pues mejor que mejor.

En este sentido el vivir del day trading es la panacea de estas profesiones de vivir de la red.

Te permite vivir, supuestamente, desde casa, sin jefe, con un buen sueldo a fin de mes y dedicándole unas pocas horas diarias, a lo sumo. Aunque hasta en este punto los hay incluso que afirman que les basta una hora diaria para vivir de esto.

Vamos, el sueño americano hecho realidad.

En la confortabilidad de casa, con un helado, un paquete de doritos y una coca cola.

Todo perfecto.

¿Quién no está dispuesto a vender esta historia?

Porque al final de eso es de lo que trata este tema: de vender.

Y para vender algo de este tipo hay que pintarlo bien y, sobre todo, asequible. Porque si no es asequible, entonces no sirve de nada.

En este caso, se le pone una aureola de algo ligeramente complicado, pero que se puede conseguir.

Ya saben, el “95%” de los traders pierden.

En este tema de los medios y el trader intradía profesional parece que hay ley que se cumple con bastante precisión, y es la siguiente: cuanto más oficial y de masas es el medio más alta es la probabilidad de que estemos hablando de un vende crece pelos.

Es decir, si este tipo de traders aparecen en los principales canales de TV u online del país casi podemos dar por seguro que se tratará de una fantasmada.

Un dato curioso que nos debería llevar a sospechar cuando menos de lo raro que funcionan las cosas en este mundo moderno.

Quizá, si te mantienes firme, con paciencia, y aprendes los suficiente – sobre todo cuando tienes mentores que se te ofrecen para acortar el camino a cambio de unos cientos de euros por unas horas de “formación” – puedas llegar a convertirte en un gran day trader que viva del trading; o al menos eso es lo que te dicen.

Si logras esto, seguramente no pasara mucho tiempo hasta que decidas convertirte en “mentor”, como ocurre habitualmente.

Y aquí es donde esta otra de las claves del asunto.

 

Los mentores del day trading

 

Esa clave es la formación, y la formación viene de la mano de mentores.

Y resulta que muchos de los mentores son day traders profesionales, supuestamente, claro.

Lo de supuestamente es por un hecho bastante sencillo; esto es, la imposibilidad de probar por ningún medio que estos supuestos day traders profesionales vivan de ello tal y como nos dicen.

Cosa un tanto más sospechosa cuando nos cobran 400 o 600 euros por un curso de unas horas, o cuando te enteras que los tipos trabajan por cuenta ajena, entre otras cosas.

Porque claro, para que la historia tuviera algo más de credencia, sería lógico que el mentor day trader profesional no tuviera otro trabajo.

Formación trading intradía

Pero las ganas de la gente de “vivir del trading en la red” son tan grandes, que ya da igual y se lo creen todo.

En otros campos de la vida es fácil probar las cosas.

Por ejemplo, si Pepe nos dice: tengo un Mercedes descapotable, es tan sencillo como verlo conducir ese Mercedes en nuestra presencia.

Pero tampoco eso basta, pues podría ocurrir que el coche no es suyo.

Aunque en general, en la mayoría de los casos Pepe nos dira la verdad, si nos dice que tiene un coche X, bastara con verlo conducir ese coche para que sepamos que la probabilidad de que el coche sea suyo es bastante alta.

También puede ocurrir que Pepe nos diga que levanta 120 kilos de press de banca, para lo cual bastara con que nos lo pruebe pendiéndose manos a la obra.

En estos casos y otros similares es fácil comprobar que Pepe nos esta diciendo la verdad, al menos con una probabilidad muy alta.

 

La mentira de vivir del trading intradía

 

En el caso del trading intradía profesional, es muy complicado probarlo sin que se de el hecho de que la probabilidad de que lo que se nos cuenta no sea verdad sea muy alta.

Porque, después de todo, como dicen en ingles: “talk is cheap”.

¿Cómo nos pueden probar los traders intradía que viven de ello?

Pues lo más sencillo seria que nos enseñaran un extracto de sus cuentas de trading del último año, por ejemplo.

¿Conocen ustedes a traders que hagan eso?

Además, aquí tenemos otro problemilla con esto.

Trading verdad o mentira

A diferencia de levantar los 120 kilos en banca (ojo, porque Pepe podría también estar bajo los efectos de alguna droga que lo ayudase), los extractos de cuentas también son susceptibles de ser falseados.

Que nos presenten unos papeles diciendo que el año pasado he ganado tantos cientos de miles de dólares no quiere decir que eso sea verdad.

Yo también puedo decir que he ganado un millón de dólares y ponerlo sobre papel.

De hecho lo puedo hacer ahora mismo si quiero.

Es más, si me lo curro, incluso puedo hacerlo de una manera que pueda parecer oficial.

Ese es el verdadero problema de esta cuestión: que nadie nos lo va a probar, y si lo “hacen”, no tiene por que ser verdad.

En definitiva, que una cosa es decir que se es trader intradía o day trading profesional y otra es que se viva de ello.

Yo puedo decir que soy un day trader.

De hecho, eso lo puede hacer todo aquel que opera en los mercados financieros de manera casi diaria.

Todos esos son day traders.

Ahora, capaces de vivir puramente de ello, señores, creo que no.

Pues como decía mi abuela, “del dicho al hecho, va un trecho”.

Y en el mundo del trading hay “trechos” innumerables.

4 thoughts on “Diferencia entre ser day trader y vivir del day trading

  1. Gracias por el comentario Daniel.

    Agradezco la educación con la que has respondido.

    Desde luego, no todos opinamos lo mismo del day trading, aunque estemos de acuerdo en que el mundo del trading no es fácil, y requiere de mucho trabajo y aprendizaje.

    En tu caso, si después de muchos años has aprendido la manera de hacer buen day trading, te felicito por ello.

    En ese caso, tienes un tesoro.

    Saludos

  2. Lo siento pero no comparto en absoluto lo que se expone en este artículo y en otros que se han publicado en esta misma página, donde se llega a calificar incluso de “falacia” al day trading.

    No entiendo ese empeño en descalificar, utilizando incluso connotaciones peyorativas cuando se hace alusión a lo que implica el tema en cuestión y todo lo que le rodea. Creo que por ejemplo, nadie en su sano juicio puede pensar en operar en bolsa mientras se toma un helado plácidamente desde el sofá de su casa. En otros artículos he leído comentarios del estilo, insinuando incluso la posibilidad de hacerlo desde una cafetería en algún lugar idílico. Son comentarios como mínimo poco afortunados, y lo único que consigue el autor al hacerlos, es restar credibilidad a una exposición que por otra parte, tiene frases muy acertadas. Cuando se habla sobre un tema importante, hay que hacerlo con la seriedad y el rigor que merece, y si bien es cierto que en el caso que no ocupa, hay muchísima gente que ve en el day trading la luz al final del túnel, y por tanto muchos que tratan de sacar partido de esta situación, no debemos caer en el error de desprestigiar a otras personas que tratan sobre el tema de forma realista y seria. No todo es blano o negro.

    No sé qué es lo que ha leído, visto o escuchado el autor de este artículo, ni de qué personas. Y para ser sincero, tampoco me interesa demasiado. Pero sí sé lo que he leído yo, desde artículos hasta libros, y lo que he visto, gran parte de personas conocidas en este mundo, y jamás he tenido la sensación de que intentasen venderme nada, más bien todo lo contrario: los pies en el suelo, de fácil nada y ten presente que que igual esto no es para tí. Eso por delante.

    Hablo por experiencia propia, no voy a mentar a nadie ni hablar de métodos concretos para evitar suspicacias.

    Creo que cualquier persona puede entender sin excesivos problemas la mecánica fundamental de los mercados y la bolsa, lo que son las acciones, los CFD, cómo funciona el apalancamiento o cómo interpretar un cuadro de precios. No obstante, como ocurre en muchísimos trabajos, el conocimiento no garantiza el éxito en la práctica.

    Dicho esto, mi opinión respecto a si es posible vivir del day trading, es que sí lo es. Y sé que al afirmarlo no estoy engañando a nadie, pero también soy consciente de que hay que matizar ese sí correctamente y con argumentos razonados.

    A otras muchas preguntas que inevitablemente vienen a continuación de esta respuesta, la misma dependerá, lógicamente, de cada caso.

    Afirmar que sea posible vivir del trading diario, no equivale en absoluto a decir que cualquiera con unos ahorros que se empolle algún libro o vaya a algunos seminarios, en unos meses estará ganando dinero. Eso sí es una falacia.

    El day trading hay que verlo como un trabajo más, con el respeto que merece y teniendo en cuenta sus peculiaridades, por supuesto. Y basándonos en esta afirmación, hay que entender que como en cualquier trabajo que se quiera desarrollar con éxito, se necesita:

    Un tiempo de aprendizaje.
    El dominio de determinadas herramientas necesarias para realizar el trabajo.
    Mucha disciplina.
    Meses de práctica, para poner a prueba lo aprendido y y seguir aprendiendo, porque nunca se aprende lo suficiente.

    Y en el caso concreto del day trading:

    Una preparación psicológica adecuada, que te permita afrontar sin altibajos emocionales los malos momentos, porque los habrá. Operar en bolsa implica riesgos, y por muy disciplinado que seas, por muy bien que manejes tus herramientas de trabajo, por muy seguro que estés de que la decisión que tomas es la correcta, es inevitable llevarse más de un revés. Lo importante es aceptarlo, minimizar en lo posible las pérdidas y enteder que habrá días malos. No pasa nada, vendrán otros buenos que a la larga, te acabarán compensando si haces lo correcto.

    Es decir, quien piense que existe un método infalible que te va a permitir ganar algo de dinero cada día, o en el peor de los casos, no ganar ni perder, está equivocado. No existe tal método.

    En definitiva, se puede vivir del day trading, pero no está al alcance de cualquiera que se lo proponga: tiene que gustarte, tienes que sacrificarte y tienes que valer. Puedes ser un genio interpretando información y un lince a la hora de operar, pero a la vez puedes no estar preparado para encajar golpes bajos, y dejarte llevar por reacciones que empeorarán más las cosas. Hay que buscar ese equilibrio que te permita afrontar tanto los buenos momentos como los malos, y si has encontrado un método que te funciona, ser fiel al mismo.

    Un saludo.

  3. Absolutamente cierto. Yo he tenido la suerte de conocer al que fuera mentor de otras personas, y aunque ya no hace mentoring, me ha ayudado y sigue ayudándome.
    La manera en que puedo decir de que se trata de un profesional, es que he podido verlo operar en directo en más de 10 ocasiones con un acierto superior del 90% (scalping).
    Pero esto es la élite, porcentajes salidos de otro universo para un intradía.

Deja un comentario