El comportamiento de los diferentes activos en las crisis financieras.

Admiral Markets

Hace unos meses visualcapitalist publicó otro de sus interesantes artículos, en este caso sobre el retorno de los diferentes activos durante las diferentes crisis financieras de los últimos años.

Courtesy of: Visual Capitalist

Las cinco crisis escogidas para medir el retorno y comportamiento de los diferentes activos fueron:

  • La subida sorpresa de los tipos de la FED a finales de 1994.
  • El episodio de Long Term Capital Management (LTCM) en 1998.
  • El colapso del Nasdaq en el 2000.
  • Los atentados del 11 de septiembre del 2001.
  • La crisis de crédito que comenzó en el 2007.

Como vemos, las crisis analizadas son de los más diferentes, desde dos grandes colapsos bursátiles a un evento de pocos días como el 11 de septiembre o dos crisis menores como la de LTCM o la de 1994.

Qué duda cabe que los activos más castigados en todas las crisis y recesiones son las acciones, las cuales suelen caer más de un 20%.

Esto nos lo confirma el rendimiento medio de los diferentes activos durante esas crisis, el cual está bastante suavizado por incluir algunas crisis menores como las del 11s o la de 1994.

Creo que en su lugar hubiera sido más acertado haber incluido los rendimientos de la crisis de 1987 y la de 1974 en los Estados Unidos, para haber tenido una visión más homogénea con mercados bajistas más fuertes.

De cualquier modo veamos por encima los rendimientos medios de los principales activos:

  • Futuros gestionados: + 14.34%.
  • Bonos: 0.78%.
  • Oro: 0.47%.
  • Hedge Funds: -5.60%.
  • Materias primas: -6.46%.
  • Junk Bonds: -9.18%.
  • REIT: -9.89%.
  • Acciones internacionales: -10.89%.
  • Acciones grandes: -15.57%.
  • Acciones pequeñas (small cap): – 26.11%.

Aquí se ve claramente que las acciones es el activo que peor se comporta en los momentos de crisis – así como el mejor que lo hace en los momentos de “tranquilidad” – pero no debemos olvidarnos que aquí faltaría la consideración de otro tipo de periodos o ciclos económicos, pues en este caso estaríamos viendo crisis de un periodo corto de tiempo, de no más de 15 años, y los ciclos de las inversiones abarcan periodos mucho más amplios.

Por ejemplo, si incluyéramos el periodo de las crisis de los años 70, la era inflacionaria por excelencia, podríamos estar seguros que el oro y las materias primas tendrían un comportamiento mucho mejor.

Otro caso, por ejemplo, en la crisis de los años 30, donde el mercado de acciones cayó un 90%, mientras que el oro pasó de 15 a 35 $, después de la confiscación de Roosevelt.

Lo lógico habría sido considerar un periodo de al menos 50 o 60 años, que intentase comprender el periodo desde la última depresión hasta al menos el comienzo de la actual, para así abarcar lo que algunos denominan los ciclos de kondratiev, con sus diferentes características.

Sorprendentemente, los futuros gestionados parecen ser los mejores activos en un caso como este.

Sin embargo, no deberíamos dar por sentado que esto es así.

Que el estudio diga que los futuros manejados hayan sido el mejor activo durante las crisis no quiere decir que se hayan tenido en cuenta todos los futuros gestionados.

De hecho, es un grupo de activos muy difuso.

¿Cómo sabemos qué futuros gestionados se han tenido en cuenta y cuáles no?

Hay muchos futuros gestionados en el mundo. No sé si me explico.

Creo que no podemos comparar esto con otros activos más fácilmente medibles, como pueden ser el oro, sectores de acciones particulares, índices, bonos de países, índices de bonos corporativos.

No obstante, el estudio se basa en el DJCS Managed Futures Index, lo que le da cierta validez y nos permite, en cierto modo, compararlo con el resto. Pero, sin olvidar que hay muchos futuros gestionados que son un fracaso que no están incluidos en ese índice.

Por cierto, ¿Cuál será el activo que mejor y peor se comporte durante la próxima gran crisis?

No sé por qué, pero algo me dice que el oro será el rey.

Opt In Image
Suscríbete a Broker para comprar acciones
Recibe gratis en tu correo el ebook: Guía de trading

Además recibe las últimas novedades y contenido exclusivo, gratis y sin spam.