El dólar australiano

+500

Hace unos días hablé con alguien que no paraba de decirme que estaba totalmente involucrado en el mercado australiano, en particular su índice principal, el ASX.

Su razonamiento era que la economía australiana estaba a punto de colapsar debido a la burbuja inmobiliaria y crediticia, y que debido a que era una economía basada en servicios, sobre todo financieros, tendría que sufrir mucho, y por lo tanto lo mejor era ir corto en el ASX.

Lo curioso del asunto es que esta persona no iba buscando sino unos 300 puntos de caída.

Evidentemente no entendí su tesis, pues como es lógico, hablar de una gran recesión y buscar solo un movimiento del 5% en el subyacente es algo que no tiene ni pies ni cabeza.

Por un lado da su opinión a medio largo plazo del mercado, la cual puede ser correcta o no, y por otro, intenta una estrategia de corto plazo, poco más que si se tratara de day trading.

No malgasté mucho tiempo en decirle que no entendía ese razonamiento, además de la típica retahíla de soportes y resistencias, etcétera.

Sin embargo, como se trata de un tema bursátil me vino rápidamente a la cabeza el hecho de que el dólar australiano es una de mis divisas favoritas en el medio plazo.

Siempre teniendo en cuenta que ninguna divisa, ni siquiera el dólar australiano tiene una visión muy halagüeña en el futuro.

Digamos, que entre toda la basura de las monedas fiat mundiales, el dólar australiano es una de las menos basuras, o dicho de un modo más positivo, es una de mis divisas favoritas para los próximos años.

Al igual que la opinión del compañero del que hablé hace un momento, no puedo saber si esto se cumplirá o no, pero en mi caso no voy buscando 300 pipos, sobre todo con respecto a algunas divisas como el dólar, la libra o el euro.

AUDUSD

Con el resto, la cosa no está tan clara, sobre todo el dólar neozelandés, el canadiense y el yen japonés.

Un detalle importante de esta divisa es que la misma parece tener su suerte atada a la del oro, metal con el que ha tenido una correlación bastante fuerte durante los últimos diez años.

Al igual que el oro, el dólar australiano lleva cinco años sin levantar cabeza, siempre comparado con el dólar americano.

Lo mismo podría decirse de las otras divisas de los países avanzados fuertes en producción de materias primas, como Canadá o Nueva Zelanda.

Lo que es lo mismo que decir, que en los últimos años de fuertes caídas de las materias primas en general, esas divisas han tenido un comportamiento muy malo, comparado con el USD, evidentemente. Otra cosa es si las comparamos con el real de Brasil o la lira turca.

El cruce principal del AUD (dólar australiano) es, evidentemente, con el todopoderoso USD.

En la misma podemos observar la enorme fuerza del mercado alcista en los años alcistas del oro y las materias primas así como los fuertes mercados bajistas del 2008 y el actual, el que lleva nada menos que cinco años.

Al contrario que las divisas “chicharro” del tercer mundo, el AUD no es una divisa de la que debamos esperar una eterna caída con el USD. Más que nada porque Australia tiene una de las economías más eficientes y potentes del mundo, que en términos per cápita no tiene nada que envidiar a la economía de los Estados Unidos.

Es más, en términos de libre mercado, la economía australiana es hoy en dia superior tanto a la europea – con diferencia – y también a la americana.

Solo por esa sencilla razón, mi visión del dólar australiano, mientras dure el sistema fiat, por supuesto, es alcista, sobre todo con respecto al euro y la libra.

El objetivo a largo plazo aquí está por debajo la paridad
El objetivo a largo plazo aquí está por debajo la paridad

 

Estas ultimas dos divisas, digamos que tienen una tendencia algo más pronunciada en su camino al socialismo; o dicho en otras palabras, la estatalización de las economías europeas está más completa que la de la economía australiana.

En el caso de la libra, a poco que haya caída fuerte o mercado alcista del oro, esta se va a la paridad con el AUD
En el caso de la libra, a poco que haya caída fuerte o mercado alcista del oro, esta se va a la paridad con el AUD

Y ya sabemos lo que le suele ocurrir a las divisas de los países con políticas anti-mercado extremas, como puede ser el caso de Venezuela, Zimbabwe, etcétera.

Visto así y fijándonos en el gráfico a largo plazo del AUD y la GBP, podemos observar una clara tendencia a la baja de la divisa británica.

Esto es una manera indirecta de decirnos que el Estado Social británico ha crecido a un ritmo bastante superior al del australiano en los últimos años, y eso que el australiano no presume de timidez.

El caso del EURAUD es parecido, pero en este caso unido al hecho de que Europa presenta problemas serios de cohesión política, lo que hace que a poco que vuelva a haber tormenta en los mercados de bonos europeos, bien podríamos ver a ambas divisas acercarse a la paridad, sobre todo en el caso de que ello coincida con una huida masiva hacia el oro.

Dos divisas fuertemente castigadas en los últimos años
Dos divisas fuertemente castigadas en los últimos años

 

El caso del dólar de Nueva Zelanda (NZD) es bastante parecido, incluso si cabe con una visión personal aun más positiva en el largo plazo.

Se podría decir que el AUD está "sobrevendido" con respecto al NZD
Se podría decir que el AUD está “sobrevendido” con respecto al NZD

 

En el medio plazo, sin embargo, el AUD se ha comportado de manera bastante mala con respecto al NZD, lo que me lleva a pensar que en una próxima reacción el primero vuelva a retomar terreno perdido.

En terreno de "nadie"
En terreno de “nadie”

No obstante, nunca intentaría ninguna estrategia entre estas dos divisas.

Lo mismo podríamos decir del AUD con respecto al CAD o al JPY, divisas con las cuales las cosas no aparecen tan claras, todo lo contrario de cómo las veo con el EUR, USD o GBP.

Que ocurra o no lo que aquí comento es otra cuestión, pero difícilmente me pondré largo en el EURUAD en los próximos años.

Desgraciadamente, cuando llegue el momento del clímax final, ni siquiera el dólar australiano podrá escapar a la catástrofe.

Mientras tanto, no obstante, disfrutemos del juego del mundo “fiat”.

Deja un comentario