¿Es buen momento para comprar acciones de Almirall?

Admiral Markets

Almirall es una de las pocas empresas industriales de importancia que hay en el mercado español, la cual, teniendo en cuenta el panorama que hay en el país, se la puede considerar como un milagro.

La misma pertenece al sector biofarma español, uno de los mejores de los últimos tiempos, y posiblemente el mejor en los últimos años en todo el mundo, sobre todo el sector biotecnológico de los Estados Unidos, con unos rendimientos absolutamente espectaculares.

Aunque esto último es especialmente peligroso, pues el sector se encuentra en una especie de burbuja mundial que lleva varios años, y eso es señal de peligro, pues ya sabemos que las burbujas no son eternas. El que compró hace cinco años, chapó. Pero comprar ahora esperando ganar mucho dinero ya no es tan fácil, sobre todo cuando tenemos al mercado general en el borde del precipicio.

La española Almirall, al igual que el sector, aunque menos, ha tenido un comportamiento espectacular en los últimos dos años, siendo una de las mejores acciones del mercado español desde el 2013, año en el que se produjo este boom del sector, tal y como podemos ver también en alguno de los ETFs del sector biotecnológico americano.

 

El SP500 en azul, está muy alejado del rendimiento de las biotecnológicas en los últimos años
El SP500 en azul, está muy alejado del rendimiento de las biotecnológicas en los últimos años

 

La acción del precio parece clara, grandes inversores mundiales han estado invirtiendo masivamente en empresas de este sector, desde hedge funds, fondos de inversión, pensiones, etcétera. Todo el mundo apuesta por el mismo.

 

El gran negocio de las acciones biotecnológicas y farmacéuticas

 

Esto no es muy difícil de ver, cuando tenemos en cuenta que las grandes multinacionales farmacéuticas tienen un negocio fabuloso, más que nada porque las mismas controlan, mediante sus lobbies, todos los ministerios de sanidad del mundo. De esta manera, asistimos a una especie de oligopolio de la salud por parte de estas compañías que “diseñan” a su favor todos los sistemas de sanidad, con el beneficio que esto conlleva.

Todos los países del mundo dependen de estas empresas para llevar adelante sus masivos programas de seguridad social y medicina general. Además, la tendencia parece que incluso se acelera, pues la demanda por sanidad de la población mayor aumenta al mismo tiempo que esa población. Los obamacares del mundo son una de las tendencias de moda.

 

Almirall invertir

 

En el caso de Almiral, podemos ver como la acción lleva una tendencia alcista muy fuerte desde el año 2013, aunque la volatilidad de la acción es muy grande, y las correcciones por el camino han sido, también, cuantiosas, como la que hubo a principios del 2015.

No obstante, la tendencia general es alcista, sin lugar a dudas.

En cuanto a los datos financieros, destacar el hecho – al igual que en el resto del mercado – que en los últimos años ha tenido un aumento paulatino del PER de la misma, desde los años 2010 y 2011 donde tuvo valores cercanos al 10, hasta el 2014, donde los valores se habían doblado, lo que nos dice que el 2010/11 fue un buen momento para invertir, pero que ahora deberíamos tener cautela.

Los resultados no han sido tan buenos como era de esperar últimamente, pero tampoco parece que ese hecho haya sido suficiente para hacer caer a la acción, la cual recuperó su cota máxima poco después de la sacudida de principio del 2015, lo que nos dice que sigue habiendo mucho interés por la acción.

¿Interés interno quizás?

No lo sé, pero cuando una acción sube así suele haber algunas razones, la mayoría de las cuales son desconocidas para el público.

El mayor peligro que veo a Almirall no es ni los datos financieros ni el sector en sí, sino, como llevo diciendo bastante tiempo, el mercado general, el cual, como sabemos todos, lleva tres años de subidas consecutivas en Europa y seis en los Estados Unidos.

Si bien en el caso de Europa no se trata de una cifra exagerada, el número de años en los EEUU sin recesión empieza a ser ya sospechoso, y más teniendo en cuenta el panorama mundial que hay por todos lados, con impagos y quiebras amenazando en el horizonte.

Ese es el verdadero problema a la hora de pensar que invertir en acciones de Almirall ahora es una buena idea, no la compañía en sí.

A esto se une el hecho que comenté antes, de que el sector está en una fase burbuja, lo cual es obvio, cuando el mismo se ha apreciado más del 400% en 10 años, por un 100% del SP500. Esto quiere decir, que de haber un gran mercado bajista, lo más normal es que el sector se viese castigado de manera muy fuerte, incluso más que el mercado general, posiblemente.

Esto no quiere decir que el sector no sea malo o no tenga futuro, más al contrario, sino que el haber subido tanto en vísperas de un posible gran mercado bajista no es buena señal a la hora de esperar grandes retornos en los próximos diez años, que es el periodo mínimo que deberíamos tener en cuenta para una inversión.

En cuanto a la empresa, esperemos que siga manteniendo el tipo en un país como España, donde tener una empresa industrial – aunque sea a base de permisos de la UE – es un acto heroico.

Solo hace falta ver la composición del IBEX 35 para darse cuenta de que España, su economía, sociedad y la mayor parte de su Bolsa no es sino puro humo.

Opt In Image
Suscríbete a Broker para comprar acciones
Recibe gratis en tu correo el ebook: Guía de trading

Además recibe las últimas novedades y contenido exclusivo, gratis y sin spam.