¿Ha llegado el momento de comprar acciones de ACS?

+500

ACS es uno de los iconos del IBEX 35 y, cómo no, uno de los valores favoritos en todas las carteras defensivas y de dividendos que tan bien funcionan en épocas de crisis como la actual; época que no es otra cosa que una Gran Depresión que va camino de una década, al menos en España.

ACS es de las empresas relacionadas con la construcción que mejor soporto la crisis bursátil del 2008 con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Digo pinchazo y no colapso, porque en España no se ha vivido aun un verdadero colapso, el cual terminara por ocurrir eventualmente con la quiebra del Estado. Pero esa es otra historia.

Los últimos meses no han sido los mejores para ACS con unos resultados, que aun siendo más o menos buenos, no son tan buenos como en el pasado, y el precio de las acciones parece que lo está reflejando.

Así mismo, noticias como la de los hermanos March y su puesta a la venta del 11,5% de la participación en el coloso no ayudan en el panorama.

Pero si miramos el tema desde un punto de vista un poco más a largo plazo, parece que, incluso así, la acción no esta tan mal, sobre todo cuando la comparamos con el IBEX, de cuya comparación no sale tan mal parada.

ACS e IBEX están bastante correlacionados
ACS e IBEX están bastante correlacionados

A día de hoy, y al igual que la mayoría de la Bolsa española, se encuentra en territorio negativo, entre los 20 y los 30 euros, pero cotizando ligeramente debajo de la media móvil de largo plazo, lo que es indicativo de ligero mercado bajista.

Señal de agotamiento en ACS. Momento peligroso para la acción
Señal de agotamiento en ACS. Momento peligroso para la acción

Sin que ello sea motivo para alarmarse, sí que es otro indicador, de otra acción más, de que los mercados españoles y europeos están en territorio muy peligroso, sobre todo cuando tenemos en cuenta que el SP500 está cotizando en máximos históricos. No quiero ni imaginar que ocurriría en Europa con un mercado bajista americano del 20%, no hablemos ya del 40 o más.

Pero a fin de cuentas, lo que cuenta, valga la redundancia, es ganar dinero, y parece que ACS tiene bien asentada su posición en muchos sectores y países del mundo.

Además, una empresa que da un dividendo del orden del 4% de manera bastante habitual es algo a valorar.

Desde luego, no es una acción de mis favoritas.

Como todo el IBEX 35, dependo casi plenamente del BOE. Es decir, mientras el Estado pague, a estas empresas les ira muy bien, y el Estado español ha pagado sin faltar las últimas décadas.

Sin embargo, la crisis de primas del 2011 y 2012 nos dieron una muestra de lo que una crisis de deuda soberana significa, y fue en esos años, y no en 2007/8, donde ACS sufrió de verdad, con un mercado bajista del 65%.

¿Qué hubiera ocurrido de haberse dado un impago del Estado español, con quiebra incluida?

Pues que el IBEX, y la mayoría de sus componentes, se hubieran ido a los 1.000 o 2.000 puntos, como lo han hecho Grecia o Chipre.

Que en el IBEX no haya pasado no quiere decir que España sea financieramente más solida que Grecia.

Si llega el día que ocurre algo así, y ACS pasa a tener un PER de 4 o 5 y dividendos de, por ejemplo, el 10% en rentabilidad, puede que no sea una mala inversión a largo plazo.

A día de hoy, no creo que te vayas a arruinar, pero tampoco creo que sea la inversión estrella de la próxima década.

Si ACS rompe los 20 euros a la baja, podríamos entrar en un momento complicado
Si ACS rompe los 20 euros a la baja, podríamos entrar en un momento complicado

Desde un punto de vista del trading, tampoco es una empresa que a día de hoy nos dé muestra de una dirección definida, o al menos, un gran potencial ya sea bajista o alcista. De hecho, en el lado bajista es donde, quizá, se presenten mejores oportunidades en esta empresa a medio plazo. En este sentido, seguro que hay mejores opciones en el mercado. Digamos que la acción no esta interesante mientras permanezca en el rango de 22 a 30 euros.

Deja un comentario