Hombro-Cabeza-Hombro para trading e inversión

Admiral Markets

Hombro cabeza hombro definición

Una de las figuras más conocidas y legendarias del mundo del trading es la de Hombro-Cabeza-Hombro, la cual es nombrada sin falta en todos los libros que hablen de análisis técnico como una de las más fiables, aunque yo tenga mi discrepancia al respecto, dependiendo de cómo miremos el asunto, claro.

El “indicador” vendría a ser algo así: tenemos un gráfico de una acción con barras diarias o semanales, donde vemos como se va comportando la misma.

La acción marca un máximo y retrocede unas semanas después, marcando un suelo.

Luego vuelve a resumir su tendencia alcista y vuelve a marcar un máximo por encima del anterior, para luego volver a bajar y marcar otro suelo parcial.

Más tarde, volverá a subir, pero no logrará superar el máximo anterior, volviendo a caer seguidamente.

Hombro cabeza hombro Bolsa

Lo que suele ocurrir, o lo que debería, teniendo en cuenta el planteamiento “técnico” es que el precio se deslizase por debajo de los suelos parciales anteriores, dando una señal de debilidad que anteriormente pudimos sospechar al haber fracasado el intento de alcanzar un nuevo máximo.

Dicho así esto suena un rollo.

Lo mejor es verlo en un gráfico para hacernos una idea de la premisa general.

Nada mejor que un caso real para verlo.

En este caso tenemos la acción de Apple en el año 2012, la cual dibujó una figura de Hombro-Cabeza-Hombro, que sin ser perfecta, es aceptable para ver cómo funciona el tema.

Ejemplo hombro cabeza hombro

Apple hombro cabeza hombro

ES_Crypto_Copyfund_jpg

 

Como podemos ver, la acción hizo algo parecido a lo que intenté describir en los párrafos superiores.

Notemos que este proceso es bastante largo, pues para poder tener las figuras adecuadas en acciones, deberemos dejar pasar meses.

Como vemos en este caso, casi un año.

Al final, se produjo la ruptura del primer suelo a la baja, aproximadamente en los 75 USD, lo que efectivamente marcó una “señal” de venta aceptable.

¿Cuál es el problema de la figura Hombro-Cabeza-Hombro?

Pues que estas rupturas teóricas no se cumplen siempre, y mucho menos apostando por el lado bajista de las acciones, con lo que es una técnica que no recomiendo para nada, pues por cada señal “buena”, tenderemos a tener una mala.

El problema fundamental de esta técnica de análisis técnico, o cualquier otra, es el intentar apostar por el lado corto del mercado en la Bolsa, un mundo que se pasa el “80%” del tiempo en mercados alcistas.

¿Hombro cabeza hombro bajista?

Apostar a la baja siempre es un negocio muy precario.

Hombro cabeza hombro invertida

No obstante, una mejor manera de usar algo parecido sería en una figura Hombro-Cabeza-Hombro (HCH) invertida, es decir, apostando por el lado alcista, que es el que siempre nos va a dar ese pequeño “edge” en los mercados de acciones a largo plazo.

El tema vendría a ser el mismo, pero lo que deberíamos buscar es la formación de una figura similar en el lado contrario, es decir, luego de una tendencia bajista.

El objetivo es “encontrar” un punto en el que la acción nos de la señal de que ha vuelto la senda alcista, o sea, la “buena”.

Un pequeño ejemplo para ver esto lo podemos ver también con una acción en el mercado bajista del 2008.

Una de las mejores acciones de los últimos años, por cierto
Una de las mejores acciones de los últimos años, por cierto

En este caso se trata de Mastercard, la cual podemos comprobar que formó tres picos a la baja en su gráfico semanal, siendo el del medio la “cabeza”, y los otros dos los “hombros” invertidos.

Como vemos, poco después del fin del mercado bajista, la acción se dio la vuelta y rompió con las resistencias que se habían marcado previamente.

Este tipo de figuras es bastante común en los mercados bajistas fuertes, y las mismas no tienen por qué ser perfectas. Simplemente, nos han de valer como guía y de manera de ver una buena manera de “intuir” el fin de un mercado bajista.

Hay muchas otras, por supuesto.

Hombro-Cabeza-Hombro para corto plazo y otros mercados financieros

La gran mayoría de la gente que conoce esta figura e intenta la aventura en los mercados derivados u otros instrumentos que no sean las acciones, piensa que puede aplicar la misma a esos mercados como si fuera a “funcionar” igual que con las acciones.

Mucho me temo que la mayoría que lo intenten no tardarán mucho en darse cuenta de que una estrategia así no funciona en todos esos mercados, pues los mismos son mucho más “erráticos” que las acciones, las cuales, recordemos, siempre tienen tendencia de ir al alza a largo plazo.

Peor aún es cuando la gente intenta aplicar esto en el trading de corto plazo o intradía, en el cual sin duda, verán este tipo de figuras muy a menudo en sus gráficos de 5 y 15 minutos, pero ello no es más que una trampa visual, pues haciendo un sistema así en 100.000 figuras, terminaremos por darnos cuenta de que la mitad son señales “falsas”.

Tal es la trampa de la “ilusión” del day trading.

Por supuesto, que en esos periodos de tiempo tan cortos, tampoco nos van a funcionar otras “figuras” o indicadores.

Por eso, haríamos bien en dejar esta figura como una herramienta de apoyo nada más.

Una vez que llevas muchos años observando gráficos y tras pasar muchos mercados bajistas, la terminarás por “ver” de manera natural, y junto con otros indicadores, como por ejemplo, las medias móviles de largo plazo, nos ayudará a identificar puntos de inflexión interesante en acciones particulares.

Opt In Image
Suscríbete a Broker para comprar acciones
Recibe gratis en tu correo el ebook: Guía de trading

Además recibe las últimas novedades y contenido exclusivo, gratis y sin spam.