Indicadores de Trading: Las Bandas de Bollinger

El indicador de las Bandas de Bollinger es uno de los más conocidos en el mundo de la bolsa.

El mismo fue introducido por su inventor, el mismo John Bollinger, a principios de los 90.

Este indicador vendría a ser una ampliación de las medias móviles, en el cual añadiríamos otras dos bandas a la media correspondiente; una por arriba y otra por debajo de la misma.

Bollinger Bolsa

De esta manera estaríamos haciendo una especie de sobre o de envolvimiento del precio del instrumento deseado.

Si nos fijamos en casi todos los activos, dicho precio se mantiene dentro de las bandas durante la mayor parte del tiempo.

Esto puede darnos una señal equívoca que el mejor uso para este indicador es el de comprar mínimos y vender máximos cuando los precios toquen las bandas por abajo o arriba respectivamente.

Pero no es así. Si nos empeñamos en intentar vender cada vez que el precio toque la banda superior y comprar cada vez que toque la inferior, veremos como con el tiempo no vamos a tener resultados positivos de manera consistente a largo plazo.

Puede ser un método más o menos efectivo cuando el instrumento en el que se aplica no tiene volatilidad, pero en cuanto este se “mueve” perdemos lo ganado anteriormente.

Recordemos que las buenas rachas vienen siempre seguidas de las malas.

Bollinger bands periodo

El periodo más común de este indicador es el de 20 días y 2 desviaciones estándar de su media móvil resultante.

Las desviaciones se harán más pequeñas cuando la volatilidad en el mercado sea pequeña, y grandes cuando sea grande.

Una buena manera de ver una buena operación podría ser observar mercados que estén parados por mucho tiempo y cuyas bandas se muestren bastante estables, conjunto con el precio.

En una ruptura considerable tendremos dos cosas: en primer lugar la distancia de las líneas exteriores se ampliará con casi toda probabilidad, debido a la mayor volatilidad que suele venir con las rupturas; y segundo, el precio tocando constantemente la banda en la cual se haya producido la ruptura, la superior si es un breakout alcista o la inferior si es bajista.

Un ejemplo lo podemos ver en el Yen japonés en los últimos meses.

Este ha sido uno de los pares más “muertos” del último año.

Apenas se movió en un rango de 400 pipos durante meses.

Las bandas de Bollinger permanecieron estables y con una tendencia a acercarse a la media móvil debido a la volatilidad cada vez menor, la cual alcanzó su momento más bajo en verano. P

ero como deberíamos saber, las tempestades vienen siempre después de las calmas. A mayor calma, mayor probabilidad de que estemos más cerca del momento “tormenta”.

Esta es una de las mayores utilidades de este indicador.

Es decir, cuando vemos que las bandas se estrechan al máximo en un periodo de tiempo, nos pueden estar dando un momento de alerta, en el cual podríamos estar atentos a la siguiente ruptura, intentando ver a donde se dirige el precio luego de dichos periodos de congestión, siguiendo así lo que nos marque la nueva tendencia.

En caso de que la misma falle pues saldremos de la operación a un stop convenido, como siempre deberíamos.

 

Líneas Bollinger bolsa

En el caso del yen $, podemos ver como en Septiembre el mercado rompió al alza, y no solo eso, sino que los precios tocaron durante varias jornadas consecutivas la parte superior de las bandas.

En este caso incluso se produjeron uno pequeños retrocesos (A, B, C) para volver a tocar la banda superior, y no se volvió a tocar la parte central de las bandas hasta pasado más de un mes, en cuyo caso fue para realizar un pullback y luego la tremenda ruptura de finales de Octubre.

En muchas ocasiones, las grandes rupturas no ofrecerán ni pequeños retrocesos, sino que los precios tocarán el lado superior de las bandas constantemente durante varios días hasta que el mercado alcance algún punto de equilibrio.

En este caso del Yen, tendríamos varias posibilidades para poder entrar.

Un buen punto de entrada sería el B, luego de que el precio confirme por segunda vez consecutiva que la tendencia se ha vuelto alcista, sin que se haya tocado en ningún momento la media móvil.

El punto D, justo cuando se produce el pullback de la primera fase alcista, también nos podría servir como punto de entrada, para los que gustan más de entrar con “descuento”.

De todos modos, hay que tener cuidado, pues al igual que encontramos un ejemplo positivo, como este, también podremos encontrar otros en los cuales el precio no consolide la tendencia y vuelva al canal anterior, en cuyo caso, San Stop Loss debe velar por nosotros.

Bollinger indicador

Este indicador, al igual que el resto, no tiene ningún secreto de cómo convertirnos en el mejor trader del mundo.

Nadie se va a hacer rico operando basándose solo en el mismo. No obstante, nos puede servir de apoyo a la hora de tomar nuestras decisiones.

Como con todo, estaría bien que antes de aplicarlas en la realidad, lo estudiemos de manera profunda usando cuentas virtuales o simplemente estudiando docenas o centenares de gráficos.