Invertir a largo plazo en mercados bajistas

Admiral Markets

 ¿Cómo invertir en mercados bajistas?

Lo que todo el mundo desea a la hora de comprar e invertir en Bolsa es que las acciones suban, pero lo mejor que debería hacer un inversor que quiere invertir a largo plazo es esperar a que las mismas bajen.

Por ejemplo, bien es conocido el hecho de que Warren Buffett gusta de comprar acciones cuando estas han bajado de precio considerablemente, pero no olvidemos que este hombre no compra cualquier acción, sino acciones “buenas”, con “valor”, y no negocios que tienen toda la pinta de ir a la quiebra.

Por ejemplo, en una de sus últimas entrevistas en la CNBC, dijo:

Cuantos más baratas sean las cosas, más quiero comprar, sí…

Está claro que a Buffett le gusta la “inflación” la mayor parte del tiempo, pero la deflación a la hora de comprar. Aunque siempre es bueno tener al teléfono a los secretarios del tesoro en mercados como el 2008/9. Así es fácil saber qué negocios y cuándo has de comprarlos.

Esto, sin quitar todo el mérito a Buffett.

En el que es, quizá, el ejemplo más famoso a la hora de invertir en acciones en mercados bajistas, y por lo tanto buscando valor, es la de Rotschild en el caso de la Batalla de Waterloo.

Ganar en mercados bajistas

Según cuenta la leyenda, ese día Rotschild supo de la victoria en Waterloo antes que nadie, y sin embargo, dio órdenes de vender algunas acciones.

La gente, creyendo que la batalla había sido perdida, comenzó a vender de manera muy fuerte, y justo cuando las acciones estaban cayendo más fuerte, los agentes del Barón compraron cantidades masivas de acciones, para luego de salir la noticia de verdad, ver como el mercado subía de manera exagerada.

Sea o no verdad del todo esta historia, la cual no es tan sencilla como aparenta,  y desde luego, tampoco un ejemplo de rectitud moral, podemos ver que también a este hombre tan rico le gustaba comprar en descuento a la hora de invertir.

A nadie le gusta invertir en acciones que parecen muy caras, aunque este método es uno que funciona muy bien también, sobre todo en el trading  a corto plazo.

ES_Crypto_Copyfund_jpg

El tema está en comprar acciones que han estado caras y buenas, pero cuando estas presentan un descuento. Y los mejores descuentos se dan en los mercados bajistas.

Cómo operar en mercados bajistas

No se trata de comprar acciones que empiezan a caer de manera catastrófica, incluso en ausencia de mercado bajista, y pensar que esas acciones nos presentan una gran oportunidad.

El problema en muchos de esos casos es que esas acciones están en mercados bajistas particulares que son previos a la quiebra.

Por lo tanto, alguien que tenga pensado empezar a invertir, debería de preferir que el año en que lo haga haya habido un mercado bajista fuerte, como por ejemplo, en los mercados americanos, en los años 1931, 1938, 1974, 1982, 1987, 2001 o 2008.

Esto no quiere decir que en periodos alcistas sea malo invertir, como por ejemplo, a mediados de los años cincuenta, ochenta o noventa del siglo pasado, pero el hecho es que es más probable que veamos buenos rendimientos a diez años vista si invertimos en un momento malo que si lo hacemos en medio de un gran mercado alcista.

Además, esto tiene algún punto psicológico a nuestro favor.

En primer lugar, un mercado bajista no suele durar eternamente, por lo que comprar en medio del mismo debería darnos la esperanza de que tarde o temprano el mismo dé la vuelta y comenzar otra vez a crecer, tarde o temprano por encima del máximo anterior.

Mejor aún, si disponemos de la posibilidad de invertir cantidades más o menos constantes durante todos los años, preferiremos que esos años las acciones estén baratas que no que después de esos cinco años comience un gran mercado bajista.

Cómo ganar dinero en mercados bajistas

Aunque esto no es tan fácil como parece, pues a veces los mercados bajistas pueden durar más de lo esperado, con casos tan dramáticos como los de la Bolsa china, cubana y rusa del siglo XX, donde los “mercados bajistas” duraron muchas décadas.

Después de todo, nunca se sabe cuando puede llegar una gran guerra o  una dictadura comunista.

Por ejemplo veamos el caso de España, donde la Bolsa tuvo grandes periodos de depresión en los últimos 100 años, seguidos por auténticos booms. Periodos como el de 1936-1945 o 1974-1980 fueron terribles, pero los que siguieron, produjeron grandes retornos.

Otro periodo bastante malo es el que vienen desde el 2007, que ya veremos cómo termina.

Para alguien que empezó a poner dinero en el IBEX en 1980, pudo comprobar cómo su dinero crecía de manera espectacular los años siguientes, y recordemos que en 1980, veníamos de unos años terribles en la Bolsa española.

No obstante, siempre que mantengamos algo de optimismo de cara al largo plazo, siempre será aconsejable invertir en los momentos de mayor estrés, sobre todo en los mercados de acciones.

Es más, lo mejor, como ya he dicho otras veces es invertir durante todos los años, ya que de esa manera invertiremos tanto en los años buenos como en los malos.

Recordemos que un año “bueno” puede seguir a uno “malo”, por lo que los años malos pueden ser buenos para invertir, pero también pueden ser malos.

Ejemplos para ambos sentidos hay de sobra.

No es fácil discernir cuando empezamos un periodo depresivo como los descritos anteriormente en la Bolsa española. Y tampoco es fácil mantener la cabeza fría cuando nuestras acciones empiezan a caer.

En mantenerse “frío” está una de las claves de la inversión a largo plazo.

Opt In Image
Suscríbete a Broker para comprar acciones
Recibe gratis en tu correo el ebook: Guía de trading

Además recibe las últimas novedades y contenido exclusivo, gratis y sin spam.