Los costes de la gestión activa a la hora de invertir en Bolsa

¿Gestión activa de carteras?

Este es uno de los más importantes debates o cuestiones del mundo de la inversión.

Un tema que curiosamente, tiene mucho que ver también con el rendimiento de las cuentas de trading a corto plazo y el verdadero problema de las mismas: negociar demasiado, o dicho de otra manera, operar demasiadas veces. ¿Y quién hace más operaciones que nadie? Los traders intradía; de ahí sus espantosos resultados a largo plazo.

Si hay un mundo donde podemos ver claramente lo perjudicial que es hacer muchas operaciones es el de la inversión a largo plazo, ya que los documentos existentes que prueban eso mismo son irrefutables y, curiosamente, casi no existen (salvo dos o tres excepciones) esos managers que baten al mercado durante periodos de veinte años mediante estrategias de trading agresivo – salvo que sean market makers, claro está.

Luego la gente lee la historia de algún trader legendario del Pit de Chicago y se piensa que se pueden conseguir grandes rendimientos haciendo trading o inversión, cuando la realidad es que esos traders legendarios de las pistas hacían su dinero ejerciendo de market makers, brokers o dealers, es decir, de intermediarios o proveedores de liquidez, cosa que está muy alejada de lo que es el trading o inversión genuina que es aquella que hacemos el 99,9% de las personas y que consiste en comprar en el ask y vender en el bid.

En otro de sus magníficos artículos, Mark Hebner, del grupo IFA, nos recuerda de lo problemáticos que son aquellos fondos que tienen una tasa de negociación superior a aquellos que son más pasivos.

El truco consiste siempre en lo mismo.

Gestión activa del mercado

Si miramos un solo año de datos, siempre encontraremos fondos o hedge funds activos que tengan grandes beneficios en comparación con el mercado.

En ocasiones por mucho, como pueden ser años bajistas como el 2008, cuando mientras el mercado cae, hay gente que es capaz incluso de ganar.

Todo estupendo.

El problema está, como nos recuerda este artículo, que cuando ampliamos el rango de análisis en unos cuantos años más, la gran mayoría de los fondos activos que ganaron al mercado durante un año, acabarán por fracasar al cabo de un tiempo.

Es más, una de las causas fundamentales de que ello ocurra, parece ser el hecho de que un incremento en el número de operaciones o trades al año supone una losa en el rendimiento a largo plazo del fondo.

Gestión activa de fondos

Por no hablar de los costes de gestión del fondo (expense ratios), los cuales, curiosamente, son mayores en los fondos activos.

Por lo tanto, lo más sensato para la gran mayoría de inversores es optar por fondos pasivos, que son los que las estadísticas nos dicen que van a ganar un 95% del tiempo.

Como bien nos explica el autor del artículo, si el gestor del fondo es, en verdad, alguien con mucho talento, deberíamos esperar que en el próximo año, la probabilidad de que ese fondo vuelva a batir a la media de los fondos del mercado sea mayor del 50%.

Si pensamos que el factor suerte tuvo más que ver, entonces el rendimiento de dicho fondo debería estar más bien cerca del límite de ese 50% de los fondos más rentables (o menos, según como se mire).

Resultado esperado Resultado final
Año 1 50% 32.02%
Año 2 25% 15.61%
Año 3 12.5% 9.87%
Año 4 6.25% 3.59%

De 1115 fondos que empezaron el estudio, solo uno logró mantenerse por encima del 50% de los fondos con mayor rendimiento durante 5 años.

Una de las razones por las que se da este tema es, parece ser, la cuestión de los costes de trading y los costes de gestión de esos fondos, los que al final acaban por destruir el poco alfa que algunos puedan generar.

Como dijo el Director de Investigación de Fondos de Morningstar Russel Kinnel:

“si hay algo en el mundo de los fondos de inversión de lo que puedes estar seguro, es que los gastos de gestión te ayudan a tomar una decisión más acertada. En cada periodo de tiempo que investigamos, los fondos con gastos bajos batieron a los que tenían gastos altos. Los gastos de gestión son un excelente instrumento para predecir el futuro rendimiento de los fondos.”

¿Qué nos dice esto?

Que por mucho que nos intentemos convencer de lo contrario, a mayor número de operaciones que hagamos mayor probabilidad de que nuestra cuenta sufra.

Los costes en la negociación a corto plazo de Forex y otros instrumentos financieros

Si esto ocurre en el mundo de la inversión a largo plazo, les puedo asegurar que en el mundo del trading a corto plazo, alcanza niveles inimaginables, ya que, para el que no lo sepa, la gran mayoría de los que operan en el corto plazo – cercano al 100% – pierden.

Lo curioso del tema es que la mayor parte de gurús, webs, “expertos” del mundo del trading a corto plazo nos dicen que la culpa es de la “psicología” o esto y lo otro, pero en realidad, el 99% de las razones por las que se pierde en el corto plazo tienen que ver con el trading excesivo.

Esto es así, por la simple razón de que los costes de trading, ya sean en comisiones, y sobre todo en spread te comen vivo; por no hablar de slippages y otras cosas.

Todo esto no quiere decir que no se pueda ganar en el trading a corto o medio plazo, pero sí que es cierto que es muy complicado, al menos de manera consistente.

Cualquiera que tenga aspiraciones a ser trader debería de estudiar el mundo de los fondos de inversión y hacerse una serie de preguntas.

¿Por qué los gestores de fondos, o incluso la mayoría de hedge funds no operan demasiado?

¿Por qué la mayoría invierten solo a largo plazo y apenas cambian sus carteras a lo largo de un año?

¿Quiénes, entonces, son los ganadores del trading a corto plazo?

Adivinen.