Mala racha en la Bolsa

Admiral Markets

¿Qué hacer cuando tenemos una racha negativa en nuestra operativa en los mercados financieros?

Lo primero de todo, intentar mantener la calma.

Aunque ya lo sé, esto es fácil decirlo, pero otra cosa es aplicarlo en directo, y más aun cuando te la estás jugando, literalmente.

Malas rachas

Este es un concepto que se aplica a toda actividad que conlleva una acción.

Si no hay una acción personal libre no puede haber rachas negativas.

El término se aplica sobre todo en el campo de los deportes, donde tiene su máxima expresión, pues casi cualquier participante en el mismo ha tenido rachas negativas a lo  largo de su vida.

Pero, además de los deportes, tenemos otra actividad muy importante en la que se da mucho este concepto de rachas negativas.

Un mundo en el que las mismas duelen tanto o más que en las competiciones deportivas, sobre todo porque además de fallar perdemos nuestro dinero.

Rachas negativas póker

El póker es otra actividad donde una mala racha puede hacernos perder los nervios
El póker es otra actividad donde una mala racha puede hacernos perder los nervios

Hablamos del mundo de los juegos y las apuestas.

Pero, ¿no son el trading y las apuestas dos actividades diferentes?

La respuesta es que no, pues esencialmente, son lo mismo, es decir el trading es una manera de “apostar”, sofisticada eso sí.

En realidad, la práctica totalidad de la actividad del trading mundial es muy similar a la del póker, de ahí que las rachas negativas en ambos mundos funcionen de una manera idéntica.

Rachas negativas apuestas

Lo mismo ocurre con el resto de los mercados de apuestas, ya sean deportivas o juegos de casino o bingos.

Al final el comportamiento psicológico ante una serie de derrotas es el mismo. Es decir, “el mismo perro con diferente collar”.

¿Y por qué va a ser la misma nuestra reacción igual ante esas actividades?

Pues porque ambas son esencialmente lo mismo: es decir, apuestas en el resultado determinado de una acción.

Ejemplo de mala racha

Esto me lo conto alguien en una ocasión.

Había perdido mucho dinero en el pasado haciendo trading.

Sin embargo parece que no había sido suficiente para aprender. Aun así todavía seguía hablando de trading desde un punto de vista cortoplacista.

La culpa de sus derrotas anteriores tuvieron que ver (sic): con la psicología, disciplina, estrategia equivocada, timing, etcétera.

Como consecuencia, y al haber acumulado algo de dinero extra en su cuenta se decidió a probar con otra cuenta de trading a corto plazo.

Recuerdo que en una conversación me estuvo comentando sobre la apertura del Nikkei, que si había encontrado un “edge”, “porque los traders de Asia” (sic), que si China, que si el índice de Australia, etcétera.

Al parecer había estado estudiando el tema y tenía una estrategia, un plan. Sabía cuando tenía que comprar y como, ni nada más ni nada menos.

Malas rachas apuestas

De hecho, además, recuerdo que me dijo que esta vez no iba a fallar porque sabía que la psicología era el aspecto más importante del trading, que si no iba a operar más de la cuenta, etcétera.

Bien, ante eso no tuve mucho que decir, simplemente que no creía que su “edge” fuera a funcionar, porque en realidad dicho “edge” solo estaba en su cabeza.

Me dijo que no, que no podía fallar, lo tenía todo más que estudiado, al parecer.

Cual mi sorpresa, cuando otro día mas adelante, me dijo que iba a abrir una cuenta en opciones binarias para probar su estrategia.

Le dije, vas a perder todo tu dinero y rápido además.

Se rio y me dijo: ya verás que voy a ganar.

Pues bien, lo vi unos días más tarde con cara de muy mal humor.

Ya sabía lo que le había pasado.

Y en efecto, los 3.000 euros que metió en la cuenta se los cepillo prácticamente en una noche.

¿Qué fue lo que hizo?

Pues que empezó aplicando su gran estrategia y tuvo un par de perdidas “inesperadas” (según su sistema supongo que dos perdidas sería algo realmente improbable).

Seguidamente, según el tipo, perdió el control y empezó a operar otra vez, y otra vez, hasta que al final, y después de haber estado “haciendo trading” (apostando, en realidad), durante un rato, se dio cuenta de que su cuenta estaba a cero.

¿Qué fue lo que hizo este hombre ante una racha negativa?

Perdió el control.

Así es como funcionan las malas rachas en apuestas, juegos y trading.

Cuando pierdes más veces de las esperadas, una especie de nervio se apodera de ti, y aunque crees estar más concentrado que nunca, el hecho es que eres presa de las más bajas pasiones.

Empiezas a apostar, “jugar”, o “tradear”, sin darte cuenta de que el tiempo pasa.

El tiempo pasa muy rápido en una situación así.

Malas rachas en la vida

Por eso lo mejor que podríamos hacer es parar de verdad y dejar de hacer lo que estábamos haciendo.

Pero curiosamente, eso es lo que aquel hombre de las binarias había pensado, no operar mas de X veces. Y aun así, no pudo evitar caer en el torbellino de las emociones.

Esto, al final, es como otra adicción. La prueba está en la extrema dificultad para parar cuando mas deberíamos hacerlo: cuando perdemos el control.

Por eso, la actitud ante las rachas negativas en la Bolsa ha de ser de autentica y férrea disciplina, casi como si nos negarnos a tomar drogas o a beber mas o a tomar más pastillas o a ver más porno o lo que sea.

Es complicado dominar nuestro ego y hacer triunfar nuestra voluntad.

¿Cuándo deja de ser el trading una apuesta?

En realidad no hay diferencia esencial en ello, pues incluso cuando operamos a largo plazo, estamos “apostando” a que el valor de ese activo va a ser superior en unos años.

No obstante, al igual que los apostadores profesionales de perros o caballos, en el trading a medio o largo plazo y la inversión nuestras probabilidades de ganar se vuelven mayores, más que nada porque los mercados se comportan mediantes unas leyes cíclicas que nos permiten ver que muchos de los mismos permanecen “alcistas” más tiempo que “bajistas”, como por ejemplo, las acciones.

En definitiva, no te dejes dominar por las malas rachas.

Apaga el ordenador o vete corriendo del casino, es lo mejor que puedes hacer.

Opt In Image
Suscríbete a Broker para comprar acciones
Recibe gratis en tu correo el ebook: Guía de trading

Además recibe las últimas novedades y contenido exclusivo, gratis y sin spam.

Deja un comentario