El último duro que lo gane otro

“Que el último duro lo gante otro”. Esta es una de las frases anónimas de Bolsa más conocidas del mundo, la cual se entiende perfectamente. La misma se nombra porque, evidentemente, encierra una buena dosis de sabiduría y experiencia bursátil. No obstante, al mismo tiempo, guarda una dosis bastante fuerte de peligro, pues seguir dicho … leer más..